- Elegidos por "Psicología y Mente" como el mejor centro de psicología de Madrid y el segundo mejor de España -

Escucha gratis nuestro audio de relajación

Psicología y fertilidad: ¿Cómo puede ayudarte una psicóloga en un proceso de reproducción asistida?

Si deseas quedarte embarazada pero tienes dificultades para concebir, es normal que te sientas asustada, desalentada e incluso deprimida. Es probable que esa situación también esté afectando tu relación de pareja, lo cual sumado al proceso de reproducción asistida, puede llegar a ser abrumador y estresante. En El Prado Psicólogos comprendemos cómo te sientes y podemos ayudarte a atravesar mejor por esa etapa.

Las consecuencias psicológicas de la infertilidad

Desear un embarazo y no lograrlo es una de las situaciones más angustiantes que puede vivir una pareja. 

Muchas mujeres no saben cómo gestionarla y prefieren no compartir su problema con los amigos y familiares. Sin embargo, encerrarte en ti misma y soportar en secreto esa “carga emocional” puede exacerbar tu vulnerabilidad psicológica y hacer que seas más propensa a sufrir trastornos como la ansiedad y la depresión.

De hecho, un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Harvard reveló que el nivel de depresión de las parejas que no pueden concebir es equiparable con el que sufren las personas a quienes les acaban de diagnosticar un cáncer.

Aproximadamente un 40% de mujeres con problemas de fertilidad sufren algún tipo de trastorno psicológico, los más comunes son la depresión y la ansiedad.

No cabe dudas de que el estrés emocional asociado a los problemas de infertilidad es elevado y a menudo se acompaña con una sensación de angustia o vacío. Quizá te preguntes por qué no puedes quedarte embarazada, te sientes inadecuada, como si te faltara algo, o crees que has fallado. 

Esos sentimientos suelen generar una sensación de culpa e inferioridad que pueden terminar afectando tu autoestima. La infertilidad también puede dañar tu autoimagen, sobre todo si en tu inconsciente has asociado la femineidad con la capacidad para procrear. 

A menudo los cambios de humor, la irritabilidad y las conductas evitativas provocan conflictos en la relación de pareja que terminan afectando al deseo sexual. Si la pareja se autoimpone el objetivo de concebir y ha programado sus relaciones sexuales, es posible que el hombre desarrolle episodios de disfunción eréctil o eyaculación precoz y la mujer sufra dispareunia o anorgasmia, lo cual se debe al exceso de estrés al que están sometidos y a la pérdida de la capacidad para disfrutar esos momentos de intimidad.

consecuencias a los problemas de fertilidad

Reproducción asistida: ¿Cómo te sentirás según la fase del proceso en la que te encuentres?

El proceso de reproducción asistida suele vivirse como una montaña rusa emocional, no solo por las variaciones hormonales que se producen sino también por las dudas, incertidumbre y el estrés que suele generar. Prepararte psicológicamente para cada una de las etapas te ayudará a atravesarlas con con mayor serenidad.

  • Fase previa. La aventura de tener un hijo suele comenzar con mucha ilusión en casa. Piensas que basta con desearlo y que no habrá problemas. Sin embargo, tras varios meses y muchos intentos fallidos comienzan a aparecer los primeros desajustes emocionales. Es probable que te sientas frustrada y desconcertada, que empieces a dudar de tu feminidad, sentirte culpable o creer que le has fallado a tu pareja ya que no puedes darle el hijo que tanto ansía. Cada mes, la llegada de la menstruación se vive como un nuevo fracaso que te sume en el pozo de la tristeza.

  • Búsqueda de ayuda. Una vez que la pareja asume que tiene problemas para concebir, el segundo paso consiste en buscar ayuda, aunque no siempre es fácil aceptar esa realidad. En esta fase aún te preguntarás cómo te puede estar pasando algo así e intentarás buscar una explicación más o menos racional a lo que te ocurre. A menudo la búsqueda de una causa se convierte en una caza de brujas interna que genera más culpabilidad, de manera que puedes empezar a reprocharte el haber esperado demasiado tiempo. Encontrar el tratamiento de reproducción asistida supone un rayo de esperanza, aunque debes tener cuidado de no alimentar expectativas exageradas que terminen generando más frustración.

  • Inicio del tratamiento. Cuando empieces el tratamiento estarás muy ilusionada, aunque también puedes tener algunas dudas y miedo al fracaso ya que la aventura que se proyecta en el horizonte está llena de incertidumbre. Los días de estimulación pueden llegar a ser estresantes, sobre todo si intentas esconder tus visitas al médico en el trabajo. Si por algún motivo tienes que interrumpir el tratamiento, es normal que te desilusiones y pienses que no lo conseguirás nunca. En caso de que el tratamiento prosiga, esa espera estará matizada por profundos cambios de humor que van desde la ilusión extrema hasta el extremo pesimismo. Es probable que tengas problemas para dormir y que desarrolles algunos rasgos obsesivos, como escudriñar tu cuerpo en busca de cualquier cambio ínfimo que confirme tu esperanza.

  • Resultados. Uno de los momentos más difíciles del proceso de reproducción asistida será enfrentarte a un resultado negativo. Tu autoestima sufrirá un duro golpe y es probable que te invada una enorme tristeza, por lo que podrías reaccionar recluyéndote en ti misma. Sin embargo, ahora más que nunca es importante que estéis unidos como pareja y os apoyéis. Si te dan un resultado positivo, lo vivirás con euforia, aunque también con una pizca de miedo.

Por supuesto, cada mujer experimenta de manera diferente los problemas de infertilidad. La reacción dependerá en gran medida de los recursos adaptativos de los que disponga y del apoyo que encuentre en su círculo social.

¿Por qué es importante la ayuda de una psicóloga? La relación entre el estrés y la fertilidad

psicologia reproduccion asistidaConcebir no es un proceso meramente fisiológico, también influyen los factores emocionales. De hecho, se ha comprobado que el estrés puede afectar la fertilidad. Un estudio llevado a cabo en la Universidad Estatal de Ohio dio seguimiento durante un año a 501 parejas que intentaban concebir. Los investigadores midieron los niveles de cortisol y alfa-amilasa, dos biomarcadores del estrés, en las mujeres y descubrieron que aquellas que tenían niveles más elevados de alfa-amilasa sufrían una reducción del 29% en su capacidad para concebir y tenían el doble de riesgo de padecer infertilidad. Investigadores de la Universidad de Oxford llegaron a esos mismos resultados.

Cuando te expones a situaciones estresantes el cortisol, la adrenalina y la alfa-amilasa aceleran el metabolismo, lo que puede aumentar tu presión arterial y producir desequilibrios hormonales. Otro estudio realizado en la Universidad de Emory con mujeres que habían dejado de ovular desde hacía más de seis meses comprobó que tenían niveles elevados de cortisol. La buena noticia es que con una terapia de manejo del estrés, siete de cada ocho mujeres comenzaron a ovular de nuevo.

La cascada hormonal que se desencadena debido al estrés activa el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal, lo cual afecta la preproducción. A nivel hipotalámico se afecta la secreción de la hormona liberadora de gonadotropinas, a nivel de hipófisis se inhibe la secreción de la hormona luteinizante, que es la responsable de la ovulación, y a nivel gonadal se altera la función folicular, de manera que se detiene el crecimiento del folículo ovárico que contiene el óvulo.

Estos cambios explican por qué es tan importante contar con el apoyo de una psicóloga, la cual no solo te ayudará a mantener a raya el estrés sino también a atravesar por las fases del proceso de reproducción asistida sin perder la esperanza y de manera más equilibrada, lo que aumentará tus probabilidades de concebir.

Un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Harvard comprobó que la intervención psicológica es un método eficaz para prevenir el desgaste emocional que suelen sufrir las mujeres durante el segundo año de tratamiento e incrementa la tasa de embarazo, sobre todo en el segundo ciclo de la reproducción asistida.

¿Cómo te ayuda el acompañamiento psicológico en cada fase?

En El Prado Psicólogos ajustamos la intervención psicológica a tus necesidades y la etapa del tratamiento en la que te encuentres. 

En la fase de diagnóstico te brindamos toda la información que necesitas para comprender los aspectos médicos del tratamiento y te preparamos psicológicamente para los cambios emocionales que podrías sufrir. También te ayudamos a eliminar la incertidumbre, para que puedas sentirte más cómoda con lo que estás viviendo.

Si has sufrido pérdidas anteriores, te ayudamos a superar la etapa de duelo con técnicas como EMDR y EFT, las cuales te permitirán procesar a nivel emocional esas experiencias y seguir adelante. También te ayudamos a sobreponerte al miedo a que vuelva a ocurrrir y enfrentarte al proceso sintiéndote fuerte emocionalmente.

Durante la terapia trabajamos las emociones y los pensamientos “negativos”, para que no te desborden ni paralicen tu vida. Usamos técnicas como la reestructuración cognitiva para abordar los pensamientos relacionados con la culpa, la tristeza, la ira, el enfado y el miedo. También te enseñaremos técnicas de relajación, respiración y meditación mindfulness para que aprendas a conectar con tu cuerpo y alivies el estrés.

En esa fase son aconsejables las sesiones en pareja  para reforzar vuestro vínculo y que podáis afrontar todo el proceso juntos, brindándoos apoyo y cuidándoos mutuamente, de manera que vuestra relación salga fortalecida.

En la fase de tratamiento cobra protagonismo la expresión de las emociones. Te enseñamos a identificar las emociones que estás experimentando, aceptarlas y expresarlas de manera asertiva para que no se acumulen y terminen dañando tu relación de pareja. 

También recurrimos a la hipnosis y las técnicas de visualización para incorporar imágenes, sentimientos, creencias y estilos de conducta más positivos y adaptativos que te ayuden a enfrentar mejor el tratamiento de reproducción asistida

Incluimos además técnicas de manejo de la ansiedad y el estrés para que no se conviertan en obstáculos para la concepción. Y utilizamos la terapia EMDR para desensibilizar los activadores de la angustia y los síntomas asociados al proceso de reproducción asistida.

También te ayudamos a mejorar tus competencias comunicativas para que puedas lidiar con las posibles invasiones de la intimidad por parte de amigos y familiares.

Además, te preparamos para que puedas tomar decisiones difíciles a lo largo del tratamiento, como la posibilidad de repetir los ciclos o recurrir a donantes. También abordamos la posibilidad de tener un embarazo múltiple, algo habitual en las parejas que recurren a la fecundación asistida.

A lo largo de la terapia abordaremos los aspectos relacionados con la sexualidad y la comunicación en pareja, para prevenir la aparición de trastornos en el plano sexual y que ambos sigáis disfrutando de los encuentros íntimos.

¿Qué conseguirás con nuestro tratamiento psicológico?

  • Incrementar las probabilidades de concebir

  • Atravesar el proceso de reproducción asistida de manera más equilibrada y con menos estrés

  • Fortalecer tu relación de pareja

  • Reforzar tu autoestima y autoimagen

¿Por qué elegirnos?

  1. Nos centramos en ti. En El Prado Psicólogos sabemos que cada mujer es diferente, por lo que te ofrecemos un proceso de acompañamiento personalizado en el cual te sentirás cómoda en todo momento.

  2. Somos un equipo de psicólogas con experiencia. Nuestro equipo está formado por profesionales con años de experiencia en el tratamiento psicológico de la infertilidad, de manera que no nos limitamos a atacar los problemas cuando surgen, sino que también prevenimos su aparición.

  3. Aplicamos un enfoque integral. En El Prado Psicólogos aplicamos una terapia integral, integramos diferentes enfoques psicoterapéuticos y técnicas psicológicas para garantizarte la máxima efectividad en cada momento del tratamiento.  

Tarifas

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te explicaremos personalmente como trabajaremos contigo sin compromiso. Te brindaremos toda la información y resolveremos tus dudas para que puedas decidir si quieres empezar una terapia con nosotros. 

Si te encuentras fuera de Madrid  pero quieres que te atienda alguna de nuestras psicólogas expertas en fertilidad y procesos de reproducción asistida también puedes acceder a nuestros servicios mediante la terapia online. 

El precio de cada consulta psicológica es de 80 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 345 euros (69 euros por sesión).

`

Solicita una entrevista informativa gratuita

Recibe la ayuda experta que necesitas. Pide tu primera entrevista gratuita, sin coste y sin compromiso y conoce cómo trabajamos personalmente. Rellena el siguiente formulario o llama al 91 429 9313. Te esperamos.

Tus datos personales están seguros con nosotros, nunca serán cedidos a terceros

¿Te ha parecido éste un buen artículo ? Déjanos tu valoración:

(152 votos, promedio: 4.67 de 5)

Entradas Relacionadas